Opinión

68, cincuenta años después ¿el mundo ha cambiado?

Escrito por: 2 octubre, 2018 No hay comentarios

Maliyel Beverido

 

 

Ahora que recordamos el movimiento estudiantil de 1968 en México, no debemos olvidar que ese año la tensión social y generacional estalló en varios países. En Francia hubo la mayor revuelta estudiantil y huelga general de todos los tiempos, secundada por más de nueve millones de trabajadores, que se conoce como mayo 68, aunque los hechos se desarrollaron a lo largo de varios meses y culminaron con el anuncio de elecciones anticipadas.

¿Qué queda hoy de todo aquello? Antes de las conmemoraciones por el 50 aniversario de aquella “revolución fallida” (como muchos franceses la consideran), la revista Le Nouveau Magazine Littéraire realizó una encuesta en línea para conocer qué evocaciones inspiran esos acontecimientos hoy en día.

Sabemos que las encuestas no siempre tienen resultados fidedignos, y esta no me parece que tenga la profundidad que quisiera, pero al menos arroja algunos datos interesantes. Aquí refiero los datos publicados que pueden consultarse en el sitio de la revista [www.nouveau-magazine-litteraire.com/idees/etude-50-ans-apres-mai-68-quel-heritage]

Pero antes de pasar a ese punto, me gustaría que esto motivara ciertas reflexiones: ¿qué perspectiva tienen aquellos que participaron?; las nuevas generaciones generaciones ¿qué es lo que han aprendido del asunto?; ¿causa tanta división octubre del 68 en México como mayo del 68 en Francia?; de hacerse una encuesta en México ¿cuáles serían las preguntas pertinentes?

Le Nouveau Magazine Littéraire nos dice que  el conocimiento de mayo del 68 es bastante generalizado entre los franceses más viejos, pero menos entre los jóvenes, aunque éstos lo perciben de forma más positiva que aquellos.

A la pregunta “¿Alguna vez has oído hablar de mayo del 68”, el 93% de los franceses respondió “sí” sabiendo exactamente lo que es. El 11% también respondió “sí” pero sin tener  bien claro de qué se trata y, finalmente el 7% respondió “no”.

Además, el conocimiento de mayo del 68 no es igual según el grupo de edad de las personas encuestadas: Entre los jóvenes de 18 a 34 años, el 61% dice que sabe exactamente lo que es el 68 de mayo, el 22% admite que no sabe exactamente qué es y el 17% admite que no conoce este evento.

Solo el 7% de encuestados de 35 a 49 años, el 3% de los de 50 a 54 años y el 2% de los de 65 a 75 años dicen que no saben lo que es mayo del 68. En promedio, nadie mayor de 75 años respondió no saber lo que era.

Ante la pregunta abierta “Cuando piensas en los eventos de mayo del 68, ¿cuáles son las palabras, las imágenes, las ideas que vienen espontáneamente a tu mente?  se generó una “nube” en la que destacan las nociones de: estudiante, huelga, manifestación, revuelta, revolución, libertad, calle.

En Francia el 68 está asociado en gran medida con un movimiento moderno, estudiantil y social, un poco menos con la represión y muy poco con la delincuencia.

A la pregunta “¿Corresponden las siguientes descripciones a la imagen que tiene de los eventos de mayo del 68?”, el resultado fue el siguiente (varias respuestas eran posibles) :

Descripción Porcentaje
“el cuestionamiento de un modelo social” 87%

 

 “un evento estudiantil” 86%

 

“un movimiento social para pedir mejores condiciones de trabajo y salarios” 83%

 

“el inicio de un nuevo período en la vida cultural francesa” 82%

 

“un lanzamiento del discurso de las mujeres” 74%

 

“un momento de represión violenta por parte de la policía” 65%

 

“un movimiento de delincuencia” 26%

 

 

En general, entre los franceses que escucharon sobre el 68, el  79% le atribuyó consecuencias positivas y solo el 17% consecuencias negativas. Un 4% de los franceses no se pronunció.

Sin embargo, quienes vivieron directamente mayo del 68 son un poco menos positivos sobre estos eventos que los jóvenes franceses.

Además, las personas de las clases populares (85%) observan de manera más positiva el 68 que las personas más acomodadas  (77%).

También la filiación política interviene en la percepción.

Entre las familias políticas francesas, el electorado de Benoît Hamon es el más positivo hacia el 68 (94%), seguido por el de Jean-Luc Mélenchon (88%), Emmanuel Macron (87%) y Marine Le Pen. (78%). El electorado de François Fillon es el más crítico, solo el 57% considera que el 68 de mayo tuvo consecuencias positivas para la sociedad francesa. Por el contrario, el 40% atribuye consecuencias negativas, como el 22% del electorado del Frente Nacional, el 12% de La République En Marche, el 10% de Francia insubordinada y solo el 5% de los votantes del ex miembro de la Partido Socialista.

El hecho de asociar mayo del 68 con un movimiento moderno, estudiantil y social atraviesa a todas las familias políticas, a pesar de que los electores de François Fillon y Marine Le Pen lo asocian más fácilmente con un movimiento de delincuencia (38% y 35% de entre ellos, respectivamente, contra solo el 12% para el electorado de Jean-Luc Mélenchon, el 20% del de Benoît Hamon y hasta el 25% del electorado de Emmanuel Macron).

El 56% de los franceses que ya han oído hablar del movimiento cree que las personas que participaron tienen aún ideas cercanas a las que defendieron en ese momento, el 37% piensa lo contrario y el 7% no se pronuncia. El electorado de Fillon es el más escéptico sobre el 68: solo el 43% de ellos cree que ha mantenido sus ideas cerradas (frente al 65% del electorado de Jean-Luc Mélenchon y Marine Le Pen, El 64% de la de Benoît Hamon y el 60% de la de Emmanuel Macron) y el 54% cree que se han alejado (como el 34% del electorado de Jean-Luc Mélenchon y Marine Le Pen, el 35% de la de Benoît Hamon y el 38% de la de Emmanuel Macron).

Al igual que con la tendencia a atribuir más consecuencias negativas a mayo del 68, los más viejos están más divididos en cuanto a la persistencia de las ideas defendidas en ese momento por los que participaron. Los mayores de 75 años son el 57%, y piensan que quienes participaron se han alejado de sus ideas, frente a un 48% de personas de 65 a 75 años,  44% de personas de 50 a 64 años,  33% de de 35 a 49 años y solo el 21% de 18-34 años.

Entre las diversas críticas dirigidas a mayo del 68, la más compartida es haber degradado la confianza de los ciudadanos en los políticos.

La mayoría de los franceses está de acuerdo en que el 68 ha degradado la confianza pública en la política (60%). Por otro lado, no está de acuerdo en que fomentara el individualismo en detrimento del colectivo (53%) o que destruyera la escuela republicana (61%). La opinión está más dividida en cuanto a la importancia de la familia: el 49% no están de acuerdo en que el evento restara importancia a la familia en la sociedad, contra un 43% que dice lo contrario.

La mayoría de las familias políticas están de acuerdo con la idea de que el 68 de mayo ha degradado la confianza de los ciudadanos hacia los políticos (51% del electorado de Benoît Hamon, 52% de la de Jean-Luc Mélenchon, 59% de la de Emmanuel Macron, el 71% de la de Marine Le Pen y el 73% de la de François Fillon).

Ninguna otra crítica tiene mayoría en las diferentes familias políticas, excepto el electorado de François Fillon. Es el único que está mayormente de acuerdo con las cuatro críticas presentadas.

Las pintas o consignas en pancartas fueron un elemento importante en aquel movimiento estudiantil como lo fueron en el nuestro.

Los lemas más apreciados por los franceses de cualquier filiación política son “Hacer el amor, no la guerra” (79%), “Vamos a cerrar la televisión y a abrir los ojos” (72%). Le siguen “No quiero perder mi vida para ganar” (60%), “Todo es político” (59%), “Tomemos nuestros deseos por realidades” (58%), “Elecciones, trampa de tontos”, “Prohibido prohibir”, “No puedes estar tranquilo una vez que has abierto los ojos” e “La imaginación al poder” (57%).

La encuesta se realizó en una muestra de 2,007 personas.

Maliyel Beverido Duhalt

Maliyel Beverido Duhalt

Maliyel Beverido nació y creció en las brumas de Xalapa, Veracruz. Es traductora, poeta y promotora cultural. Cursó estudios de lengua y literatura francesa en la Universidad Paris VII Denis Diderot, y la Licenciatura en Educación Artística en la Universidad Veracruzana. En el ámbito de la creación literaria fue becaria del el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes así como del Instituto Veracruzano de la Cultura. Ha publicado cinco libros de poesía. Cientos de veces, figura en la colección Ficción de la UV. Ha traducido a autores como Guillevic, Xavier de Maistre y Jules Renard. Coordinó los Espacios de Exposición Temporal en el Museo de Antropología de Xalapa de 2005 a 2013. Desde finales de 2013 dirige la Casa del Lago de la Universidad Veracruzana