Editorial

¿Democracia sindical o construcción de hegemonía?

Escrito por: 19 febrero, 2019 No hay comentarios

 

 

Editorial

@tempomxcom

 

Los movimientos sindicales de los senadores Pedro Haces Barba y Napoleón Gómez Urrutia parecen responder a una estrategia articulada para construir nuevos contrapesos a los sindicatos de siempre. La pregunta es: ¿cuentan estos sindicatos morenistas con el aval de la Presidencia de la República, o se trata de un bloque impulsado por el Coordinador de los senadores morenos, Ricardo Monreal Ávila?

 

Basta revisar las declaraciones recientes del Presidente López Obrador en sus conferencias mañaneras para darse cuenta de que un nuevo sindicalismo les interesa. El 18 de febrero, El Universal le dedicó la nota de ocho columnas a Luisa Alcalde, Secretaria del Trabajo y Previsión Social. “Alcalde: democracia debe llegar a sindicatos”, declaró la Secretaria en una nota acompañada por una foto suya a un cuarto de página. Al gobierno no le toca “ni quitar ni poner líderes”, dijo la funcionaria, advirtiendo además que los cambios en materia laborales se darán aunque haya resistencia.

 

¿Cuál es la razón por la que El Universal juzgó conveniente que esa fuera la cabeza principal de su edición, mientras a su lado se minimizaba la noticia de que se dispara la falsificación de dinero en un sexenio? ¿Será acaso que hubo línea de Presidencia para difundir el tema del sindicalismo, justo cuando los senadores Haces Barba y Gómez Urrutia fortalecen sus sindicatos? ¿Qué pasará con los sindicatos en Pemex y en materia educativa?

 

“Si la gente puede decidir de manera libre y nosotros nos dedicamos a garantizar que eso suceda, no nada más es que en la ley diga que ahora hay voto libre y secreto, sino que nosotros vayamos acompañando todos los procesos previos a esta votación, y posterior a esos sufragios, [garantizar que] sean democráticos”, sostuvo en entrevista con el citado diario, Luisa Alcalde.

Desde luego es deseable que los sindicatos sean democráticos, que los agremiados decidan, que las luchas sindicales los representen de la mejor manera. Lo que no deja de sorprender es que sean justamente dos senadores de Morena quienes encabecen esta cruzada democratizadora del sindicalismo mexicano. ¿Será acaso que la 4T ha comenzado la construcción de su hegemonía entre la base trabajadora, o será la respuesta por tanto tiempo esperada entre los mexicanos que quieren que se acaben ya los sindicatos charros? ¿Usted qué opina?