Editorial

Pronunciamento de la diputada local Cinthya Amaranta Lobato Calderón

Escrito por: 1 febrero, 2018 No hay comentarios

Con su permiso diputada presidente:

Señoras y señores presentes.

Amigos de los medios de comunicación:

Esta Sexagésima Cuarta Legislatura del Honorable Congreso del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, lleva catorce meses en funciones y durante todo este tiempo he insistido en hacer públicos diversos actos que vulneran mi actuación como Diputada Local y como ciudadana veracruzana.

Atropello tras atropello he venido recibiendo por parte de la Presidencia de la Mesa Directiva, por la Presidencia de la Junta de Coordinación Política y de sus personeros que no tardarán en subir a esta tribuna para seguir con su ataque sistemático en lugar de proponer soluciones.

Hablan de hacer circo quienes se dedican a hacer circo, precisamente este lunes pasado, durante la comparecencia del Fiscal General del Estado, sin mediar motivo alguno, sin razón, fui objeto de un nuevo ataque a todas luces injusto y premeditado, pues estando ahí presente fui acusada de no estarlo, se intentó quitarme mi derecho a realizar preguntas al compareciente, recibí amenazas previas para que no hiciera preguntas y no conforme con ello, siguieron los insultos sin respetar lo establecido en el protocolo acordado para cada comparecencia.

Previo al desarrollo de todas y cada una de las sesiones que ha realizado esta Soberanía, en tiempo y forma he venido solicitando la inclusión al Orden del Día de diversas Iniciativas, y Anteproyectos de Punto de Acuerdo y siempre ha existido algún pretexto para no hacerlo. He tenido que presionar sesión tras sesión para poder ejercer mis derechos que como Diputada me confiere la Constitución Política Local, la Ley Orgánica y el Reglamento para el Gobierno Interior de esta Soberanía.

En algunas ocasiones el Secretario General se concreta a informarme que por Acuerdo de la Junta de Coordinación Política, no se incluyeron mis Iniciativas o mis Anteproyectos, porque el Orden del Día se limitaría a un determinado número de asuntos nada más.

El pasado 24 de enero no fue la excepción. Remití a la Presidencia de la Mesa Directiva la solicitud de incorporar al Orden del Día de la Sesión del día 25 de los corrientes, dos Iniciativas con Proyecto de Decreto, una para reformar la Ley Orgánica y el Reglamento Interior de este Congreso y otra para la reformar la Ley de Transparencia en materia de armonización contable.

El mismo día por la tarde, sin mediar mayor explicación, fui informada por el Lic. Juan José Rivera Castellanos, Secretario General de este H. Congreso, que por Acuerdo de la Junta de Coordinación Política mis Iniciativas presentadas no habían sido incorporadas al Orden del Día. Incluso el Secretario Rivera Castellanos aseguró que estas dos iniciativas más las dos que presentaría para la sesión de hoy serían incluidas, lo cual cómo podemos ver ha resultado una falacia pues de las cuatro iniciativas acumuladas solo se enlistaron dos.

Aunque insistan en decir que mis iniciativas no son tomadas en cuenta por acuerdo de la Junta de Coordinación Política, este tipo de decisiones, todos sabemos de dónde vienen. También sabemos de dónde viene esta persecución política; de donde vienen los golpes bajos y el bloqueo deliberado a mi trabajo legislativo, repito estoy siendo objeto de persecución y violencia política de parte de un grupúsculo de mi propia bancada.

Desde este momento señalo que mi Derecho Constitucional de Iniciar Leyes está siendo vulnerado por un vulgar acoso político que raya ya en violencia política contra mí.

Todas las justificaciones otorgadas por el Secretario General, quien a mi juicio se ha vuelto el recadero de la Presidencia de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política, para no incorporar mis Iniciativas son malas y extremadamente absurdas, pues esta última ocasión me manifestó que “habían bajado” mis iniciativas para darle oportunidad a compañeros que no han participado.

Pero si había compañeros que también tienen iniciativas ¿Por qué sacrificar a otros, por qué no dar oportunidad a todos? ¿Por qué auto limitarnos el trabajo y la productividad legislativa?

Debo insistir, que resulta absurdo hacer sesiones de veinte o treinta puntos en el orden del día y luego hacer sesiones de cincuenta y hasta más de sesenta puntos.

Para muestra basta un botón, todo este periodo se la han pasado haciendo sesiones relativamente cortas que frenan la productividad legislativa y hoy montan un maratón para lavar culpas y hasta legislar al vapor. La sesión de hoy es clara muestra de que tengo razón, podemos legislar más, la gente exige que los diputados legislemos más y aquí se está haciendo lo contrario.

Es una vergüenza que en un estado que requiere con urgencia un marco legal moderno y funcional, el Congreso no quiera legislar lo suficiente ¿Qué le vamos a decir a la ciudadanía? ¿Qué nos pusimos límites absurdos y que no queríamos legislar más? ¿Entonces, para que esa urgencia de ocupar una curul? ¿Incluso para qué esa necedad de buscar la reelección u otra diputación federal si no se desea legislar, si no se quiere hacer leyes y trabajar a favor de la ciudadanía?

¿En dónde está escrita esa absurda regla de enlistar solo un número determinado de iniciativas por grupo legislativo, regla que por cierto hoy si rompieron a conveniencia, de repartirse los puntos del orden del día dependiendo de la cantidad de diputados de cada bancada? Yo creo que si una bancada con menos diputados presenta más iniciativas que otras, se les debe dar entrada, lo que Veracruz necesita y exige de sus diputados es que legislemos, no que nos racionemos.

Y es que este desatino tiene soluciones. Más de una vez he solicitado que se realicen dos y hasta tres sesiones por semana, tal y como lo propongo en una de las Iniciativas que no fueron subidas la semana pasada.

Debemos hacer las sesiones que sean necesarias para satisfacer las demandas de los veracruzanos que nos exigen productividad legislativa. Esa es la primera solución para que todos podamos desahogar nuestras iniciativas.

Hay otra muy importante también: la propuesta del señor Gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares para que se amplíen los periodos de sesiones, propuesta que por cierto duerme el sueño de los justos y ha sido desoída.

¿Qué hay de malo en ampliar los periodos de sesiones por el tiempo que sea necesario hasta desahogar todas las propuestas de todos los diputados de este Congreso?

Exhorto a quienes pueden decidir estas dos propuestas, la de hacer por lo menos dos sesiones por semana y la de ampliar los periodos ordinarios que lo hagan ya, para que los veracruzanos que son nuestros jefes, vean que de verdad aquí, venimos a trabajar.

Finalmente exijo que se respete mi derecho a legislar y que en las próximas sesiones se me permita sin trabas, exponer al Pleno mis Iniciativas, Anteproyectos de Punto de Acuerdo y Pronunciamientos.

Es cuanto Diputada Presidenta.

Tempo

Tempo

Somos un colectivo que entiende al espacio político como el lugar idóneo para lograr las grandes transformaciones nacionales. Estamos convencidos de que la política debe hacerse todos los días y responder al movimiento continuo de las sociedades. Buscamos conectar a los actores políticos con sus audiencias, usando métodos de comunicación acordes a nuestro tiempo.